Como en muchas apariciones, la oposición primera vino de dentro de la propia Iglesia, pero al final la Virgen fue obrando y en julio de 1963 el Obispo de Santander declaró que los mensajes y lo que ocurre en Garabandal no es contrario a la doctrina de la Iglesia Católica.

Por su parte el papa Pablo VI fue entusiasta de las apariciones de Garabandal, se entrevistó con Conchita en mas de una oportunidad y le dio su bendición a la difusión de los mensajes…

Ver estos posts de los Foros:
Nuestra Señora del Carmen de Garabandal, España ( 18 de junio)
La Virgen de Fatima profetizó su aparicion en Garabandal
Videos sobre las Apariciones de Garabandal
El Aviso, el Milagro y el Castigo en Garabandal, España
La Profecía sobre los Papas en Garabandal
Los Papas, la Iglesia y los Sacerdotes en Garabandal
El Padre Pio y las apariciones de Garabandal
El Milagro de la Comunión del Arcangel Miguel en Garabandal
Dos Testimonios de Curaciones en Garabandal
Visión del Padre Andreu en Garabandal, España ( 8 de agosto de 1961)
El Diario de Conchita, la vidente de Garabandal
La aldea de San Sebastián de Garabandal donde apareció la Virgen en 1961
Los Mensajes y Milagros de Garabandal

INVESTIGACIONES DE LA AUTORIDAD

Las cuatro niñas videntes, Conchita González, Mari Cruz González, Maria Dolores Mazón y Jacinta González, de 11 y 12 años, fueron injustamente acusadas, perseguidas, difamadas por quienes ni siquiera examinaron detenidamente los hechos ocurridos.

A pesar de que por su corta edad, humilde condición y poca cultura, no tenían las posibilidades de orquestar, o inventarse algo tan complejo como fue la aparición de Garabandal, con fenómenos paranormales, curaciones, milagros, profecías, levitaciones, conversiones etc.

Del Doctor Luis Morales Noriega, jefe médico de la Comisión Investigadora nombrada por el Señor Obispo, se cuenta que llegó a Garabandal y dijo: “Con esta farsa acabo yo en un par de horas”, y más que examinar hechos, intentó imponer su juicio preconcebido.

El 30 de Mayo de 1983, en una conferencia en el Ateneo de Santander, el Doctor Morales Noriega se retractó públicamente de su juicio negativo, y reconoció la autenticidad y el carácter sobrenatural de las Apariciones.

Había visto casos de curaciones prodigiosas en Garabandal, (la esposa de un médico se curó de un cáncer en estado terminal), y también en su propia familia.

El mismo Obispo de Santander, Monseñor Doroteo Fernández, influenciado por los detractores, sin examinar mucho los hechos, la importancia y alcance de los mismos, dio un juicio negativo sobre la aparición, manteniéndolo hasta que dejó el Obispado. Al final de su vida, Monseñor Doroteo Fernández, que lo negó rotundamente al comienzo, terminó creyendo en las Apariciones.

 

LA POSICIÓN DE LA IGLESIA

El 8 de julio, de 1963, el obispo de Santander, declaró: “No hemos encontrado materia de censura eclesiástica condenatoria, ni en la doctrina ni en las recomendaciones espirituales que se han divulgado ya que contienen una exhortación a la oración y al sacrificio, a la devoción eucarística, al culto a nuestra Señora en formas tradicionalmente laudables, y al santo temor de Dios, ofendido por nuestros pecados…”

Es muy conocido el interés de S. S. Pablo VI por las Apariciones de Garabandal, mandando traer a Conchita González, la principal de las niñas videntes por dos veces a Roma.

Del 12 a 19 de enero, de 1966, Conchita, la vidente de las principales profecías y mensajes, fue convocada a Roma por el pro-prefecto de la Sagrada Congregación para la doctrina de la Fe, Cardenal Ottaviani. Fue interrogada durante dos horas por el mismo Cardenal y otros miembros de la Sagrada Congregación.

Entonces Conchita pidió una audiencia con el Santo Padre, Pablo VI. El Papa le dijo “Conchita, Yo te bendigo y conmigo te bendice toda la Iglesia”.

El Papa concedió la Bendición Apostólica a la Obra de difusión de los Mensajes de Garabandal el 12 de junio, de 1967.Desde el 1967, cuando se llevó acabo la abrogación de el Canon 1399 y el Canon 2318, se permite, sin temor de ninguna censura Eclesiástica, publicar información sobre manifestaciones y visitar los lugares de tales manifestaciones, siempre que no contengan algo en contra de la enseñanza de la Iglesia. Las Apariciones de Garabandal definitivamente pasan esa prueba.

Debido a que llegaba a Roma mucha información mal intencionada y tendenciosamente equivocada (difamaciones) sobre la aparición de Garabandal, solicitando que se prohibiese ir a Garabandal, Su Santidad Pablo VI dio un decreto sobre las apariciones para toda la Iglesia, derogando el Canon 1399, que prohibía la publicación de libros que traten de revelaciones, visiones, profecías y milagros.

“El Canon 1399 prohibía por derecho la publicación de ciertos libros tales como aquellos que tratan de revelaciones, visiones, profecías y milagros.”

Este Canon ha sido derogado. (…) Esto significa que se permite a los Católicos publicar sucesos de revelaciones, visiones, profecías y milagros, sin necesidad de Imprimatur o de Nihil Obstat, o cualquier otro permiso. Por supuesto estas publicaciones no deben poner en peligro la Fé y la Moral. (…) De aquí que no hay ninguna prohibición relativa a Apariciones, sean ellas reconocidas o no por la Autoridad Eclesiástica. Por la misma razón se permite a los Católicos frecuentar lugares de Apariciones, aún aquéllas no reconocidas por los Ordinarios de la Diócesis o por el Santo Padre. Los Católicos que frecuenten estos lugares deben respetar la Fe y la Moral. (…). (Aprobado por S.S. Pablo VI el 14 de Octubre 1966, fué publicado el 15 de Noviembre de 1966, en A. A. S. 58/16 a 29 de diciembre 1966, entrando en vigor el 29 de Marzo de 1967.)

Se requiere permiso tan solo para la celebración de la Santa Misa o cualquier otro servicio religioso.

 

EL PAPA, LOS SACERDOTES, RELIGIOSOS Y FIELES

Ha habido cierta polémica, sobre todo por el contenido del Segundo Mensaje, de la actitud de la Virgen respecto a los Sacerdotes y la Jerarquía en general.

Lo cierto es que Garabandal es la exaltación del Sacerdocio, la Eucaristía, la Vida Religiosa y la ternura de una Madre para con todos sus Hijos y Fieles, creyentes o no.

Medítese el contenido de alguna de estas frases que dijo a las niñas. Si vieseis a un Sacerdote y a un Angel, saludarías primero al Sacerdote.

La Virgen se alegraba mucho cuando algún Sacerdote subía a Garabandal.

Obedeced al Obispo antes que a Mi. Así sucede que Conchita pide permiso al Obispo de Santander para hacer declaraciones.

La Virgen tenía especial atención para los Sacerdotes y aunque viniesen de paisano las Niñas por medio de la Virgen lo sabían y acudían a ellos.

Esto mismo sucedía también con los religiosos, religiosas y los fieles en general, todo el mundo es testigo de los prodigios que a diario sucedían, ya que eran muchos los objetos religiosos que la Virgen besaba y las peticiones atendidas individualmente, y las niñas, que recibían esta multitud de objetos sin saber a quien pertenecían, los devolvían a sus dueños uno a uno, en éxtasis, guiados por la misma Virgen.

La Virgen decía “también los pecadores son mis Hijos” atendía a todos y cada uno de los que sinceramente la invocaban, como siempre lo hace.

El Papa Pablo VI tras conocer detalladamente los hechos dio su aprobación a los que subían a estas Apariciones, anulando por decreto anteriores prohibiciones.

La Virgen dijo que el Papa verá el Milagro que viene desde donde
esté.

También dijo la Virgen que un Papa visitaría Tierra Santa, que un Papa visitaría Fátima y que un Papa visitaría Garabandal. En aquellas fechas los Papas en pocas ocasiones salían de Roma y actualmente ya se han cumplido Tierra Santa y Fátima y siempre se ha cumplido lo anunciado por la Virgen, es claro que a su hora un Papa visitará Garabandal.

Son muchos los Sacerdotes, Obispos y Cardenales que creen en Garabandal, y son muchos los frutos con que Dios bendice las obras que se hacen por Amor a su Madre, en especial los que guardan relación con estas Apariciones.

Gladys, esposa del Dr. Domínguez, fundó una asociación, con el Obispo Francisco Garmendia como director, que tiene la aprobación de los Obispos, y el Papa y se llama “Esclavos Carmelitas Penitentes por los Sacerdotes”, con el carisma de San Luis María Grignon de Montfort como guía.

Actualmente son miles los sacerdotes inscritos en la asociación, entre ellos hay obispos y cardenales, y los tres últimos Papas. Hay doce mil quinientos padrinos y madrinas, entre ellos siete mil monjas, hermanos y seminaristas, lo que hace un total de veinticinco mil miembros.

Siguiendo la espiritualidad de la Esclavitud Mariana todos ellos, Sacerdotes y Madrinas se consagran a Maria en Esclavitud de Amor y se siguen las mas hermosas enseñanzas de la Virgen en Garabandal, incluidas la Obediencia al Obispo y al Papa.

Si a esto unimos la gran Obra del P. Gobbi, de inspiración Mariana, reflejada en sus escritos “A los Sacerdotes, Hijos predilectos de María” y a la que también se han adherido muchos Cardenales, Obispos y Sacerdotes se ve claro que toda obra que lleva el espíritu que nuestra Madre María nos enseñó en Garabandal lleva también los frutos con que Dios bendice a quienes escuchan a la Virgen María en sus Apariciones y que tanto bien están haciendo a las almas de los fieles.

Para el Obispo Garmendia y otros muchos Obispos y Sacerdotes, las Apariciones de Garabandal son de origen sobrenatural y de la máxima importancia, sometiendo todo su criterio a la decisión última que en su día dará la Iglesia, ya que en el caso de Apariciones proféticas, con profecías ya cumplidas y otras en espera de su cumplimiento, según el Concilio de Letrán, el Papa es el único juez.

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

IR ARRIBA

Leave a Reply