Los últimos sucesos que se han ventilado muestran que la Iglesia está siendo atacada desde dentro.

El maligno ha suscitado conductas incompatibles con la ética católica que nos comprometen a todos.

El cuerpo de Cristo está herido y debemos restañar sus heridas.

Y no hay mejor forma qué orar sostenidamente para la purificación de la Iglesia.

Por eso recomendamos rezar diariamente este Rosario para Purificación de la Iglesia.

En estos artículos puedes leer las causas de los escándalos actuales y sobre la purificación que ya está en marcha y debemos apuntalar rezando:

Por qué estamos Entrando en una Tribulación y una Poda de la Iglesia

¿Cuál es la Explicación de tantos Escándalos dentro de la Iglesia Católica?

Signos de que Dios Ya está Podando a su Iglesia

 

LA IGLESIA ESTÁ SIENDO ATACADA DESDE DENTRO

La Iglesia ha sido penetrada por una oscuridad mayor que en ninguna otra época.

No se trata solamente de herejías o malas conductas de grupos, o incluso de cúpulas.

Sino de la tendencia a creer qué el error es la verdad y la oscuridad es la luz.

Hoy el mundo está en una franca veneración al aborto, la anticoncepción, la homosexualidad, etc.

Pero esos mismos errores son facilitados e incluso enseñados dentro de la Iglesia.

Lo primero que han hecho ha sido relajar la oposición interna y monolítica de la Iglesia contra esos pecados

Siempre de una manera indirecta, tratando de sembrar dudas y desestabilizar la tradición de 2000 años.

Tomemos como ejemplo el tema de la homosexualidad, porque en torno a ella está girando la gran crisis desatada en la Iglesia este año.

Hoy podemos ver sacerdotes qué están trabajando duro para que la Iglesia se abra al estilo de vida homosexual.

A veces lo enmascaran simplemente promoviendo la acogida de homosexuales dentro de la Iglesia,

Pero a esto le suman menciones de que la conducta homosexual no es intrínsecamente desordenada como dice el Catecismo.

Y a veces hasta llegan a aplaudir el matrimonio entre personas del mismo sexo y a promocionar las virtudes de las familias de este tipo.

Incluso se les da visibilidad designándolos como oradores en eventos importantes y delicados, como sucedió con el padre James Martín en el Encuentro Mundial de Familias en Irlanda.

Esto sucede en momentos en que la Iglesia ha entrado en un período de fuerte crisis por los abusos sexuales de sacerdotes.

Que han causado mucho revuelo especialmente en la Iglesia de Estados Unidos, con el descubrimiento de una red homosexual integrada por cardenales y obispos, que se protegen entre sí, trabajan para sus ascensos en la estructura y potencian las culturas homosexuales dentro de los seminarios.

Los estudios muestran que el 80% de los abusos sexuales por sacerdotes católicos es a personas de sexo masculino, en cambio entre los protestantes el 80% de los abusos sexuales es sobre personas de sexo femenino.

Esta estadística, que se ha revelado en Estados Unidos, muestra claramente dónde está el problema en la Iglesia Católica.

La crisis de los abusos sexuales en la Iglesia Católica es una crisis de homosexualidad.

Y no es solamente de abusos sexuales, sino de quiebre del celibato por relaciones homosexuales.

Pero los altos niveles del Vaticano no se atreven a mencionarlo de esa manera, porque una buena parte del clero es homosexual, y el mencionarlo traería muchos problemas internos.

Según expertos, el 40% de los sacerdotes en Estados Unidos son homosexuales así como el 60% de los obispos.

No hay estadísticas en otras partes del mundo, pero parecería que hay más homosexuales proporcionalmente dentro de los sacerdotes, que dentro de la población general.

Obviamente esto no significa que todos sean homosexuales activos y menos que todos sean abusadores. Más bien la mayoría no son ni uno ni lo otro.

Pero hay una clara vinculación entre abuso sexual y homosexualidad, pérdida del celibato y camarillas de poder, según lo que se está destapando en la Iglesia norteamericana, así como se vio también en Chile.

Evidentemente la táctica del enemigo ha sido promover la inclusión de la cultura secular dentro de la Iglesia. Y con un fuerte componente homosexual.

 

ABRAZANDO LA AMISTAD CON EL MUNDO

La campaña del enemigo puede verse ahora que ha sido declarar la enemistad a las palabras y las enseñanzas que Cristo ha dejado en la Biblia, reinterpretándolas.

Y promover la inclusión de la cultura del mundo en la cultura eclesial.

Por ejemplo el valor de la humildad ya no es asumir paciente y perseverantemente los mandatos que Jesús nos dejó.

Sino cultivar una actitud de tolerancia a las cosas que suceden en el mundo, aunque sean contrarias el espíritu cristiano.

El dilema es hoy cómo hacer para no alejarse demasiado de la moral del mundo y así captar más gente que vaya a misa.

Muchas veces leemos a católicos que consideran que la simple mención de los mandamientos de Dios lo catalogan como actitudes farisaicas y rígidas, que deben rechazarse para modernizar a la Iglesia.

Esto implica que la Iglesia ya no es un faro que ilumina al mundo, porque está dividida.

Hay muchos qué siguen los mandamientos expresados en la Biblia y otros que no, y eso está inmovilizando a la Iglesia.

¿Cómo puede ser la Iglesia un faro que ilumine al mundo con la fe en las enseñanzas de Cristo, cuando las estadísticas indican, por ejemplo, que el 90% de los católicos estadounidenses aceptan la anticoncepción, el 50% aceptan el aborto y el 70% no cree en la presencia real de nuestro señor en la eucaristía?.

Ya a principios del siglo XX el papa San Pío X denunció las corrientes internas dentro de la Iglesia que “estaban destruyendo la energía vital de la institución y buscaban subvertir el mismo Reino de Cristo”.

Y en este siglo eso se ha potenciado notoriamente.

Esto no ha sido de diseño humano, cómo lo advirtió una profecía del siglo XVII, refiriéndose específicamente de lo que sucedería al final del siglo XX.

Nuestra Señora del Buen Suceso

 

LAS PROFECÍAS DE NUESTRA SEÑORA DEL BUEN SUCESO

Las apariciones de Nuestra Señora del Buen Suceso, que tuvo la madre Mariana de Jesús Torres (1563-1635), una religiosa Concepcionista en Quito, Ecuador, se refirieron a la corrupción de la vida en el siglo XX.

Estas apariciones han sido aprobadas por los obispos de Quito.

Y en 1991 el arzobispo de Quito y pidió a Roma la coronación canónica de Nuestra Señora del Buen Suceso como reina de Quito, lo que se realizó.

Además el convento concepcionista fue declarado santuario Mariano Arquidiocesano.

Y el arzobispo de Quito abrió la causa de beatificación de la madre Mariana de Jesús Torres.

La importancia de estas apariciones es que tienen coincidencia especial con la crisis actual que está atravesando la Iglesia, no sólo por su contenido.

Sino porque Nuestra Señora le advirtió directamente a Sor Mariana que los mensajes estaban referidos básicamente para la gente que viviría sobre el final del siglo XX, y que esta advocación sería recién conocida masivamente en esa época.

Y le revela una lucha entre Nuestra Señora y satanás, la misma que Sor Mariana tuvo en pequeño, dentro de su propio convento

La lucha dentro del convento era entre las hermanas observantes de la regla y las no observantes, que querían relajar la regla en nombre de la misericordia, similarmente a lo que sucede hoy.

Lo que llevó a que Mariana y otras monjas observantes fueran tres veces presas en el convento, por decisión del Obispo, que fue engañado por las monjas no observantes.

Puedes leer más sobre estas apariciones en estos artículos:

Nuestra Señora del Buen Suceso, Aparición sobre la Pasión de la Iglesia, Ecuador (2 feb)

La Virgen Apareció Hace 400 años, para Advertir sobre la Crisis Actual de la Iglesia

Hace 4 Siglos una Religiosa Recibió Profecías, que están Desatándose Ahora

Una vez Nuestro Señor le dijo a Sor Mariana cuando estaba orando frente al Sagrario,

“Llegará el momento en que los demonios intentarán demoler este Convento, valiéndose de personas buenas y malas para lograr ese fin.

Pero no tendrán éxito mientras el espíritu de sacrificio permanezca. Para mantenerlo, se necesitan víctimas interiores“.

Y la hermana Mariana y otras monjas observantes se convirtieron en esas víctimas de las conspiraciones y la falta de discernimiento del obispo.

Llegó un momento en que había 25 hermanas observantes presas, incluyendo a las 4 fundadoras del convento.

Y la hermana Mariana llegó a aceptar pasar 5 años en el infierno, como alma víctima, en que se volvió insensible a las mociones y gracias de Dios y le invadió una terrible acedia, tristeza y desesperación.

Aunque nunca lo comunicó a nadie y siguió practicando todos los ejercicios de piedad.

Incluso en un momento escuchó un sonido aterrador y vio que la Iglesia se había sumergido en la oscuridad, el polvo y el humo.

Levantó los ojos y vio en el altar a Cristo sufriente, a la Santísima Virgen derramando lágrimas, a San Juan y a María Magdalena.

Y oyó la voz del Señor y le decía “este castigo será para el siglo XX”, mientras aparecían tres espadas sobre la cabeza de Cristo en las que se leía

“Castigaré la herejía, la blasfemia y la impureza”.

Entonces la Santísima Virgen le preguntó a Sor María,

“Hija mía, ¿te sacrificarás por la gente de este tiempo?”

Y Sor Mariana cayó muerta, confirmado por un médico.

Esto sucedió un viernes a las 3:30 pm y resucitó el domingo a las 3:00 a m.

Y el mismo proceso de muerte y resurrección lo sufrió un par de años después.

Sor Mariana se había ofrecido como alma víctima en el siglo XVII por los habitantes de fines del siglo XX.

Cuadro original de la Madre Mariana de Jesús Torres

 

LOS PECADOS SOBRE LOS QUE ESTARÍAMOS LUCHANDO EN EL SIGLO XX

Nuestra Señora y Jesucristo demostraron a Sor Mariana los pecados que sucederían a finales del siglo XX.

Ella vio herejías, blasfemias, sacrilegios contra Dios mismo, degradación humana, toda clase de impurezas.

Nuestra Señora le dijo,

Satanás reinará casi por completo mediante las sectas masónicas y se enfocarán principalmente en los niños, para sostener esta corrupción general”.

Y agregó,

El sacramento del matrimonio será atacado y profundamente profanado. Casi no habrá virginidad en el mundo.

Los sacerdotes se desviarán del espíritu de su vocación y satanás corromperá y depravará a muchos de ellos.

Escandalizarán al pueblo cristiano y harán que el odio a los malos católicos caiga sobre la Iglesia y sus sacerdotes”.

¿Y cuál sería la reacción de la Iglesia?

Nuestra Señora le dio 3 profecías.

En una aparición el 21 de enero de 1610, luego de mostrarle los innumerables los pecados del siglo XX le dijo,

“En este momento supremo de necesidad de la Iglesia, el que debe hablar se quedará en silencio”.

Y el 2 de febrero del mismo año, Fiesta de la Purificación, le agregó,

Durante esa época, la Iglesia se verá atacada por terribles hordas de la secta masónica.

Y esta pobre tierra ecuatoriana estará agonizando por la corrupción de las costumbres, el lujo desenfrenado, la prensa impía y la educación secular.

Los vicios de la impureza, la blasfemia y el sacrilegio dominarán en este tiempo de depravada desolación, y aquel que debería hablar será silencioso”.

Y en marzo de 1634 le dijo como sería el final,

“Llegarán tiempos difíciles, cuando aquellos que deben defender justamente los derechos de la Iglesia serán cegados.

Se unirán a los enemigos de la Iglesia para ayudarlos a cumplir sus propósitos.

¡Ay del error del sabio, del que gobierna la Iglesia, el Pastor del rebaño que Mi Hijo santísimo confió a su cuidado!

Pero cuando parezcan triunfantes y cuando la autoridad abuse de su poder, cometa injusticias y oprima a los débiles, su caída estará cerca.

Paralizados, caerán al suelo. Y, feliz y triunfante, como un niño tierno, la Iglesia se levantará y descansará plácidamente, acunada en los brazos capaces y en el corazón materno de mi amado hijo electo de aquellos tiempos, que se rendirá dócil a las inspiraciones de la gracia”.

Las profecías dictadas a Sor Mariana de Jesús Torres caben como anillo al dedo para nuestra época.

Y muestran cómo la purificación de las impurezas y pecados será por intermedio de un hecho sorprendente, cuando nadie lo espere, y cuándo satanás pareciera no tener rivales.

¿Y cuál es nuestro rol en este momento?

Orar para que el Señor y la Santísima Virgen purifiquen a la Iglesia, y la vuelva a constituir en el faro que ilumine a la humanidad y la vaya purificando.

 

EL ROSARIO PARA PURIFICACIÓN DE LA IGLESIA

San Pablo nos dice que debemos desechar las obras de las tinieblas y ponernos la armadura de la luz.

Y Nuestra Señora de Fátima dice que el Rosario es esta armadura de luz, que nos permite combatir las obras de las tinieblas, que hoy vemos se están apoderando del mundo y de la Iglesia.

El Rosario tiene el poder de cambiar las cosas, de transformar a quien lo reza y de generar modificaciones alrededor nuestro.

Son innumerables los milagros que se han hecho por el rezo del santo rosario, ver aquí algunos ejemplos.

Es un arma de la Iglesia militante con la intención que el Señor y Su Madre purifiquen el interior de la Iglesia; entendiendo por Iglesia a todos los que se llaman católicos.

Y además es el método preferido del cielo para conseguir el triunfo del Corazón Inmaculado de María.

¿Y cómo debemos rezar el rosario para purificación de la Iglesia?

Estos son los pasos.

 

1 – Intención General

Debemos orar el rosario diariamente con la intención de purificarnos a nosotros mismos como individuos y purificar a toda la Iglesia.

 

2 – Empezamos con el Rezo del Credo

Comenzamos recitando el Credo de Nicea, que es la más completa declaración de la fe católica:

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros lo hombres,
y por nuestra salvación bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.
Amén.

 

3 – Se Rezan los 5 misterios

Se rezan los 5 misterios correspondientes al día.

Ver aquí cómo se reza el Rosario y cuáles son los misterios para cada día.

En cada misterio que recemos debemos pedir a Nuestra Señora y a Jesucristo que cubran a la Iglesia de un manto de pureza, para desterrar los pecados, errores y herejías que en este momento sufre la Iglesia.

Puedes agregar algunas de las jaculatorias de Fátima que desees al final de cada misterio.

 

4 – Se recitan las palabras de Jesús

Se rezan las Bienaventuranzas

Bienaventurados los pobres de espíritu: porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados los mansos: porque ellos poseerán la tierra.

Bienaventurados los que lloran: porque ellos serán consolados.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia: porque ellos serán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos: porque ellos obtendrán misericordia.

Bienaventurados los limpios de corazón: porque ellos verán a Dios.

Bienaventurados los pacíficos: porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Bienaventurados los que sufren persecución por la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos.

 

5 – Se cierra con una oración por los sacerdotes

ORACION POR LA SANTIFICACIÓN DE LOS SACERDOTES (De Santa Teresa del Niño Jesús)

Oh Jesús que has instituido el sacerdocio para continuar en la tierra la obra divina de salvar a las almas.

Protege a tus sacerdotes en el refugio de tu SAGRADO CORAZÓN.

Guarda sin mancha sus MANOS CONSAGRADAS, que a diario tocan tu SAGRADO CUERPO.

Y conserva puros sus labios teñidos con tu PRECIOSA SANGRE.

Haz que se preserven puros sus Corazones, marcados con el sello sublime del SACERDOCIO.

Y no permitas que el espíritu del mundo los contamine.

Aumenta el número de tus apóstoles, y que tu Santo Amor los proteja de todo peligro.

Bendice Sus trabajos y fatigas, y que como fruto de Su apostolado obtenga la salvación de muchas almas.

Que sean su consuelo aquí en la tierra y su corona eterna en el Cielo. Amén

Y si tienes tiempo puedes rezar las Letanías Lauretanas.

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

Leave a Reply