El 14 de junio de 1981, domingo de la Santísima Trinidad, se iniciaron las denominadas «apariciones de El Escorial».

Luz Amparo Cuevas fue la persona agraciada por esta revelación mariana en la finca de «Prado Nuevo» en El Escorial (Madrid). A esta fecha tan significativa, precedieron algunas manifestaciones previas del Señor y de la Virgen, desde noviembre de 1980.

Aquel día (14-6-1981), testimonia Luz Amparo que pudo contemplar a la Virgen de los Dolores sobre un fresno, que a partir de entonces se convierte en el centro de reunión de multitud de personas, a lo largo de los años, para orar con especial devoción, sobre todo la plegaria predilecta de María: el Rosario.

 

Imagen de la Virgen Dolorosa de El Escorial en Prado Nuevo

 

Leer también:

 

Nuestra Señora le pidió que se construyera allí una capilla en su honor para meditar la Pasión de su Hijo «que está completamente olvidada». Y añadió: «Si hacen lo que yo digo, habrá curaciones. Este agua curará (se refiere a la que mana de la fuente que allí se encuentra). Todo el que venga a rezar aquí diariamente el santo Rosario, será bendecido por mí. Muchos serán marcados con una cruz en la frente. Haced penitencia. Haced oración».

 

Procesión de Peregrinos

 

El 14 de junio de 1994, en el 13º aniversario de la primera aparición, el anterior Cardenal Arzobispo de Madrid, D. Ángel Suquía y Goicoechea(†), erige canónicamente la Asociación Pública de Fieles «Reparadores de Ntra. Sra. la Virgen de los Dolores» y la Fundación Pía «Virgen de los Dolores», y aprueba sus Estatutos. La Asociación Pública de Fieles la integran tres ramas: Hermanas Reparadoras (aprobadas previamente el 14 de mayo de 1993, como Asociación Privada de Fieles), Comunidad Familiar y Comunidad Vocacional

La Fundación Pía «Virgen de los Dolores» se propone como fines primordiales el apostolado y la atención espiritual a quienes se dirige su labor, «todo ello con arreglo a la Doctrina de la Iglesia Católica; asimismo, podrá realizar cuantas actuaciones de carácter benéfico o social sean necesarias para la consecución de sus fines, dentro de su inspiración cristiana» (Estatutos, art. 2º).

Procesion con la imagen desde la llegada de las peregrinaciones

 

Ya desde los primeros años, Prado Nuevo se convirtió en un centro de peregrinaciones espontáneas, atrayendo a través de los años a cientos de miles de peregrinos. Eran tan numerosos los fieles que asistían cada primer sábado de mes a Prado Nuevo y tan favorable el ambiente de devoción que se respiraba, que incluso un buen número de ellos llegaban desde el día anterior o la madrugada del sábado, desafiando el frío, la lluvia o la nieve.

Fotografia aerea de un primer sabado de mes

 

En la década de los ochenta, los primeros sábados, los peregrinos alcanzaron en ocasiones la cifra de cuarenta mil personas. En los arcenes de la carretera de Valdemorillo y en las calles de la villa escurialense, se aglomeraban los coches. Por los alrededores del Prado, se contaban, a veces, más de mil vehículos, con matrículas de todas las provincias de España, y centenares de autocares, entre los cuales, no faltaban los de otros países. Asimismo, un gran número de peregrinos se acercaban caminando desde la estación del tren.

 

Peregrinos sacando agua de la Fuente

 

Por la veredas, muchos peregrinos avanzaban decididos, con sillas plegables, botellas de agua, rosarios, imágenes piadosas, etc. Hombres, mujeres, jóvenes, niños y ancianos, algunos de ellos impedidos, en sillas de ruedas, con muletas, o en brazos de alguna persona. Otros se allegaban por curiosidad, pero la mayoría con gran fe, buscando el amor que la Virgen les ofrecía en este lugar.

A día de hoy, los peregrinos perseveran en su asistencia a Prado Nuevo, donde piden —como hijos— la intercesión y protección de su Madre; a veces, anhelando la curación de un ser querido gravemente enfermo, o la conversión espiritual de algún familiar alejado de Dios, o buscando gracias particulares, que les acercarán a la Iglesia y los sacramentos, a amar a Dios y al prójimo, a crecer en el amor a María, nuestra Madre. No son pocos los que, al encontrarse frente al fresno de la aparición, han experimentado una paz sobrenatural en su interior, como si se tratara de una suave caricia en el alma, regalada por la Virgen para serenar y consolar su espíritu.

 

Nave Ave Maria

 

A pesar de los años transcurridos, miles de personas, procedentes de diversas partes del mundo, siguen peregrinando a este lugar, especialmente los primeros sábados de mes, para elevar sus oraciones a la Madre del Señor, y recibir abundantes gracias.

Fresno de la apariciones

 

Prado Nuevo es un lugar privilegiado de oración y recogimiento en el que se reciben paz, alegría y fortaleza espiritual. Muchos han visto cómo sus vidas han cambiado tras acudir a este lugar. Los frutos nacidos al pie del fresno son innumerables: miles de conversiones, con una nota común: acercamiento a la Iglesia, por parte de aquellos que se habían alejado de ella; perseverancia en la vida cristiana y sacramental; abundantes vocaciones sacerdotales, religiosas, matrimoniales; recuperación del apostolado de los laicos; e incluso, según diferentes testimonios documentados, posibles curaciones.

Algo que no podemos olvidar es la sintonía con la Iglesia de los peregrinos que acuden a El Escorial. Hasta el presente, se han sometido en todo a las disposiciones que la Iglesia, representada en la Archidiócesis de Madrid por el Cardenal D. Antonio Mª Rouco Varela, ha tenido a bien disponer, porque en este lugar de gracias y bendiciones, que es Prado Nuevo, han aprendido a «amar a la Iglesia, amar a Dios, y a todo lo que compone el camino recto y seguro para llegar al Cielo» (La Virgen, 1-5-1999).

 

Misa en la Nave de Prado Nuevo

 

El Sr. Cardenal en la fecha 1 de febrero de 2009, dio aprobación a la celebración de la Santa Misa todos los primeros sábados de mes. Anteriormente se había concedido la autorización para la celebración de la Santa Misa, en algunas ocasiones determinadas, como el día 14 de junio de los años 2006, 2007 y 2008, y el día 15 de septiembre de 2008, fiesta de Nuestra Señora de los Dolores. En alguna de estas ocasiones, la Santa Misa se celebró en el exterior de la Nave, debido a la gran afluencia de gente. Antes de la Santa Misa, normalmente hay varios Sacerdotes confesando.

 

ACTOS PIADOSOS QUE SE REALIZAN EN PRADO NUEVO

Prado Nuevo es un lugar privilegiado de oración y recogimiento en el que se reciben paz, alegría y fortaleza espiritual. Permanece abierto durante todo el día para quien desee acudir.

Peregrinos durante el rezo del Rosario

 

SANTO ROSARIO
(que se reza todos los días junto al fresno de las apariciones)

  • De lunes a jueves: 5 de la tarde.
  • Viernes: después del Vía Crucis, que es a las 5 de la tarde.
  • Sábado, domingos y festivos: 5 de la tarde.

Primer sábado: Después de la misa (que se celebra en la nave a las 4 de la tarde), se saca la talla de la Virgen en procesión desde la nave hasta el prado, donde a continuación se reza el Santo Rosario hacia las 5 de la tarde.

 

Procesion de peregrinos con la imagen para rezar el Rosario

 

  • De lunes a jueves: 7 de la tarde.
  • Viernes: después del Viacrucis, que es a las 6 de la tarde.
  • Sábado, domingos y festivos: 5 de la tarde.
  • Primer sábado: Después de la misa (que se celebra en la nave a las 4 de la tarde), se saca la talla de la Virgen en procesión desde la nave hasta el prado, donde a continuación se reza el Santo Rosario hacia las 5 de la tarde.

 

VIACRUCIS

Viernes: 5 de la tarde.

Estaciones del Via Crucis vistas desde la Fuente

Fresno en la estación XIV del Via Crucis

 

ACTOS EN LA NAVE «AVE MARÍA» (Junto a Prado Nuevo)

MISAS

  • Primeros sábados: 4 de la tarde (después se saca la talla de la Virgen Dolorosa en procesión desde la nave hasta el prado donde a continuación se celebra el rezo del Santo Rosario hacia las 5 de la tarde).

 

Misa Campal en Prado Nuevo

 

CATEQUESIS
(se imparten temas de actualidad eclesial)

  • Primeros sábados: 3,30 de la tarde.
  • Terceros sábados: 3,30 de la tarde.
  • Otros sábados: 6,15 de la tarde (excepto julio y agosto).

VÍSPERAS

  • Sábados: Después de la catequesis (excepto primeros sábados)
  • Domingo siguiente al primer sábado: Después del Rosario y la bendición.

CONVIVENCIA

  • Todos los terceros sábados de mes (excepto los meses de julio, agosto y septiembre) desde la 3,30 de la tarde hasta las 5 donde a continuación se reza el Santo Rosario en el Prado.

 

DONDE SE ENCUENTRA PRADO NUEVO

 

Mapa General de la Zona

 

Prado Nuevo, se encuentra situado en el término municipal de la villa de El Escorial, provincia de Madrid. El siguiente plano nos muestra su localización dentro de la Comunidad de Madrid:

El Escorial situado en el plano de la Comunidad de Madrid.
Uno de los caminos para llegar a Prado Nuevo desde Madrid es el siguiente: por la autopista A-6, dirección: La Coruña. Desvío por la salida 47 (Guadarrama-El Escorial). Al llegar a la rotonda, incorporarse a la M-600, siempre en sentido hacia El Escorial.

 

Mapa de Prado Nuevo

 

Por esta carretera se dejará, enseguida, a la derecha, el Valle de los Caídos, no abandonándola hasta llegar a El Escorial. Allí encontrarán Prado Nuevo en el tramo de carretera que hay entre dos rotondas. La primera, próxima a un concesionario de Renault, y la otra, enfrente de la nave denominada «Ave María», donde hay una amplia zona de aparcamiento.

Los datos de localización para GPS de la nave «Ave María», situada a unos 200 m. de Prado Nuevo, son los siguientes: 40,5758692° O  4,1247246°

 

 

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

Leave a Reply