Una semana después que Gosnell fuera declarado culpable de asesinato aparece otro abortista similar [2013-05-20]

Mata con sus manos a los bebes nacidos vivos.
El Dr. Douglas Karpen comenzó a ser investigado por una denuncia de tres ex funcionarias de su clínica de abortos en Texas, por matar a los bebes abortados nacidos vivos. Se le denomina ya el “Gosnell de Texas”.   

 

las tres testigos

 

Era razonable esperar, que luego de que el abortista norteamericano Gosnell fuera declarado culpable y sentenciado a cadena perpetua sin excacelación posible, iban a aparecer otros casos más ante la opinión pública, porque alguna gente se animaría a denunciar y presentar pruebas sobre procedimientos delictivos de otros abortistas, impulsadas, entre otras cosas, por la eventual pena, si se “destapa” el delito.

Porque es impensable, que en este sangriento negocio del aborto, un abortista no tenga casos de abortos fallidos, donde el bebe nace vivo, ¿y entonces que hace? Si lo mata luego de nacer es asesinato. Y si lo deja vivir crea un conflicto con la madre que quería deshacerse del bebé y además se puede hacer la fama de poca eficiencia para solucionar los casos, lo que iría contra su negocio.

El contagio es la razón por la que los grandes medios de EE.UU. no informaron ni del juicio ni de la condena de Gosnell, ni el presidente Obama, que habla de todo, jamás dijo “esta boca es mía”. No quisieron crear una bola de nieve con esta información y poner en jaque a la industria del aborto ni a las políticas oficiales.

APARECIÓ UN NUEVO CASO

Y es así que apereció un nuevo caso al que apodan el “Gosnell de Texas”.

La fiscalía de Houston anunció la semana pasada que ha puesto en marcha una investigación criminal sobre Douglas Karpen, el abortista de casos tardíos que habría  retorcido las cabezas de recién nacidos con sus manos de acuerdo a sus antiguos trabajadores.

Después de un esfuerzo del lobby pro vida, la Oficina del Fiscal del Condado de Harris ha anunciado que había abierto una investigación sobre las denuncias planteadas por tres ex empleadas de Karpen de que era culpable de infanticidio de una manera que recuerda a Kermit Gosnell.

El Vicegobernador David Dewhurt ha exigido una investigación a gran escala.

“A una semana en que se encontró Kermit Gosnell culpable de matar a bebés, leí con disgusto las denuncias de sobre un abortista con sede en Houston, Douglas Karpen, que realiza abortos ilegales tardíos rodeado de condiciones sanitarias deplorables en su clínica”, dijo en un Dewhurt en una declaración que citada y vinculada por  Operación Rescate .

“Las autoridades del Condado de Harris deben realizar una investigación a fondo y adoptar medidas contra quienes violan la ley estatal”, agregó.

LOS TESTIMONIO DE TRES EX EMPLEADAS

Deborah Edge, Krystal Rodriguez y Gigi Aguilar ofrecieron testimonios terribles sobre las condiciones dentro de uno de los tres centros de aborto de Karpen, Clínica Aaron de Mujeres en Schumacher Lane.

“La mayoría de las veces el feto [sic] llegaría hasta el final antes de que le fuera cortada la médula espinal o introducido uno de los instrumentos en el punto débil, con el fin de matar al feto”, dijo Edge en un video publicado por Life Dynamics principios de esta semana. “Eso, o retorcer la cabeza con sus propias manos.”

El abortista también asfixió bebés poniendo su dedo en sus tráqueas, y se colocó al menos un niño vivo, nacido en su propia clínica, dentro de una bolsa de basura.

Las tres mujeres dijeron que un bebé, a quien Karpen creía había muerto durante el aborto, nació vivo, abrió sus ojos, y agarró el dedo del abortista.

“La mayor parte del tiempo”, añadió Edge, “el feto salía por completo, y por supuesto, el feto todavía estabavivo” y respiraba.

Además de sus testimonios, fotos muy inquietantes de sus víctimas recién nacidas, tomadas en 2011, se pueden ver aquí. Son Muy fuertes.

LA INTERMEDIACIÓN DE OPERACIÓN RESCATE

Las mujeres contactaron a Operación Rescate en busca de ayuda.

Karpen podría tener equipo un poco más nuevo y una clínica un poco más limpia, pero sus prácticas de mala calidad sin duda reflejan las del asesino convicto Kermit Gosnell, dijo Cheryl Sullenger de Operación Rescate.

Sullenger presentó su testimonio y fotografías a la Junta Médica de Texas (TMB) con una declaración señalando la historia documentada de Karpen de abortos mal practicados, incluyendo una que mató a una chica de 15 años de edad, Denise Montoya, que tuvo una hemorragia y murió después de un aborto de 26 semanas en 1988.

A la espera de la respuesta del ministerio de Abby Johnson, And Then There Were None ofreció a las tres denunciantes algún tipo de asistencia financiera, y la Alliance Defending Freedom manejó sus asuntos legales.

El sitio web de las tres oficinas de aborto de Karpen dice: “Toda mujer merece atención de clase mundial”.

El activista pro-vida Bryan Kemper de Stand True Ministries apodoó a Karpen el “Gosnell de Texas”.

Fuentes: Life Site News, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

Leave a Reply