Ataque terrorista musulmán en Londres con fines propagandísticos [2013-05-26]

Occidente no está seguro de la furia radical islámica.
Un soldado británico fue asesinado a machetazos por dos hombres islámicos al grito de “Allahu Akbar” (Alá es el más grande), y reivindicaron el ataque como una venganza “por los musulmanes que mueren cada día en nuestros países”.

 

atacante musulman en londres

 

Es irónico que los hombres responsables del brutal asesinato supuestamente gritaban “Allahu Akbar”, después de tratar de descabezar el soldado ya que este es el estribillo utilizado por los rebeldes en Siria, a quien el gobierno del Reino Unido está sosteniendo enviando armas y ayuda, y que llevan a cabo atrocidades similares – incluyendo numerosas decapitaciones. 

El asesinato del soldado británico en Londres se está tratando como un importante “ataque terrorista”, y tiene múltiples consecuencias. Una de ellas es a lo interno de Gran Bretaña (y quizás también de Occidente) y se relaciona con el lenguaje “políticamente correcto” que protege a los musulmanes. Y la otra se refiere a la política exterior, que podría actuar como una excusa para una intervención más militar en el Medio Oriente.

ATAQUE A 200 METROS DE UN CUARTEL

El asesinato de un soldado de las Fuerzas Armadas británicas a manos de dos radicales islámicos ha impactado en Gran Bretaña. El suceso en Londres, una ciudad donde conviven decenas de culturas y nacionalidades, alienta el intenso debate político y social acerca de la inmigración y la seguridad.

Sin embargo poco se sabe aún de los dos atacantes, que permanecen en cuidados intensivos tras ser abatidos por la Policía, que llegó al lugar de los hechos cuando los agresores ya habían acabado con la vida del soldado.

Los hombres se abalanzaron sobre un soldado en el barrio de Woolwich, al sureste de Londres, y lo mataron a machetazos invocando a Alá. Como respuesta, la policía disparó e hirió a los agresores.

Las autoridades británicas consideraron el ataque como un “golpe terrorista”, según explicó el primer ministro David Cameron, que aseguró que su país “devolverá el golpe” a los agresores. Ahora las autoridades trabajan por aclarar si se trata de un ataque aislado – ‘lobo solitario’ -, del estilo del sucedido en Boston hace un mes, o si forma parte de un plan de una red con un plan que vaya más allá.

Los dos hombres de raza negra de 20 años aproximadamente, al parecer nigerianos o somalíes, esperaron tranquilamente a la policía y cargaron contra los agentes blandiendo un revólver oxidado, navajas y cuchillos de carnicero.

UNA INTENCIÓN PROPAGANDÍSTICA

Después de ejecutar al militar trataron de descabezar y destriparlo con un machete. Mientras los dos hombres responsables del ataque desfilaban de arriba para abajo de la calle, haciendo declaraciones políticas como si quisieran estar en la televisión o algo así, antes de ser abatidos por la policía.

Justo después de atacar, uno de los agresores se dirigió hacia un videoaficionado que grababa con su móvil, para gritar:

juramos por el Todopoderoso Alá que nunca dejaremos de combatiros. La única razón por las que hemos hecho esto es porque los musulmanes están muriendo cada día. Este soldado británico no es más que ojo por ojo, diente por diente. Pedimos perdón porque las mujeres hayan tenido que ver esto hoy pero en nuestra tierra nuestras mujeres tienen que ver lo mismo. Vuestra gente nunca estará segura. Echad a vuestro Gobierno. No les preocupamos nada”.

UN TESTIGO CUENTA LO QUE SUCEDIÓ

Un testigo vio al joven brutalmente asesinado con un cuchillo de tipo machete y abandonado en una calle reveló que los dos atacantes se comportan como “animales enloquecidos”.

El hombre, conocido sólo como James, dijo que él y su compañero vieron a dos hombres negros atacando a un joven de alrededor de 20 años como si fuera “un pedazo de carne”.

“Literalmente estaban cortando a este pobre hombre. Estos dos chicos estaban enloquecidos. No eran más que animales”.

“Lo arrastraron desde la acera, arrojaron su cuerpo en el medio de la calle”

Dijo que después del ataque ‘horrendo’, los dos hombres, estaban en pie alrededor, agitando sus cuchillos y una pistola, incluso pidiendo a la gente de cerca que les tomaran fotos “como si quisieran estar en la televisión”.

“Eran ajenos a todo, estaban sólo preocupados por tener su foto tomada”.

“No tenían intención de irse, estaban esperando a que llegue la policía para dispararle”.

OTROS CASOS ANTERIORES

El 7 de julio de 2005 se produjo la atrocidad 52 personas muertas por cuatro atacantes suicidas contra la red de transporte de Londres. Desde entonces, ha habido un número de otros ataques – los próximos fueron tan sólo dos semanas después de 7 de julio.

Otro grupo de cuatro atacantes había intentado replicar el ataque anterior, pero el plan fracasó. Ellos fueron capturados y encarcelados por cada vida.

En el mismo Londres se produjo otro ataque terrorista con coches bomba – que finalmente no estallaron – en junio de 2007.

En febrero de 2008, un hombre de Birmingham fue condenado a cadena perpetua por conspirar para secuestrar y matar a un soldado musulmán británico.

Parviz Khan admitió planear la atracción a los soldados de las calles con la promesa de drogas – y luego filmar su decapitación.

Fue descrito en la corte como de “opiniones muy violentas y extremas islamistas”, y el juez dijo que su objetivo era disuadir cualquier musulmán se uniera al ejército británico.

De acuerdo con M15, se han producido un total de 2.291 detenciones bajo la Ley de Terrorismo de 11 de septiembre de 2001 y el 30 de septiembre de 2012 y 312 personas han sido condenadas por delitos relacionados con el terrorismo.

A finales de septiembre del año pasado, había 107 personas que cumplían condenas en prisiones del Reino Unido clasificados como terroristas.

LAS REACCIONES

Un representante del Consejo Musulmán de Gran Bretaña condenó el ataque. Ibrahim Mogra dijo que la gran mayoría de los musulmanes diría que los ataques no tienen “nada que ver con el Islam” y que fue obra de una minoría.

Intentando evitar una posible implicación religiosa del asunto, el alcalde de la capital inglesa, Boris Johnson, ha declarado que:

“es un error total culpar a la religión del Islam o a la política exterior británica de este asesinato”.

Entre las múltiples reacciones de condena por el crimen, incluida la de la asociación británica de musulmanes, llegó la de los más radicales.

En medio del debate antiinmigración que se ha extendido por Reino Unido en las últimas semanas, alentado por el auge del partido antieuropeo UKIP, militantes de extrema derecha se enfrentaron con la policía antidisturbios en Woolwich. Además, dos hombres fueron detenidos en sendos ataques contra mezquitas.

¿CASOS SIMILARES?

No parece muy diferente la motivación del atentado de Londres a la que esgrimieron los hermanos Tsarnaev en Boston. Sin todavía conocer en detalle las circunstancias del ataque en Londres, se pueden ver paralelismos en su discurso, lleno de deseos de venganza “por los crímenes” de las Fuerzas Armadas en países de mayoría islámica.

En Europa no hace falta ir muy lejos para encontrar otros casos. En marzo del año pasado Mohamed Merah asesinó a ocho personas, primero en un colegio judío en Toulouse (Francia) y luego en los enfrentamientos con la policía. Al parecer Merah también actuó solo, sin el apoyo de ninguna red terrorista.

La evidencia de estos casos hace pensar en que el discurso más radical del islamismo está presente y sigue captando adeptos, tanto en los países de mayoría islámica como en Europa y Estados Unidos.

Fuentes: Daily Mail, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

Leave a Reply