La policía China impidió que los peregrinos llegar a la fiesta de la aparición de María en Donglu [13-05-27]

Represión china a fiestas marianas.
En 1900 la virgen María se apareció en la aldea de Donglu en China, cuando los soldados de la rebelión bóxer los estaban atacando y los hizo huir. Desde entonces todos los mayo se realizan las fiestas patronales de Nuestra Señora de Donglu. El gobierno chino tiene controlada la zona, y cerca desde hace años la ciudad para que no entre nadie durante la fiesta y la desalienta.   

 

procesion de donglu

 

Este domingo la policía china rodeó el pueblo de Donglu situado a pocas horas de Pekín para impedir la procesión católica de celebración de la virgen María, que según la tradición local habría aparecido en ese lugar hace un siglo. Las fuerzas de seguridad erigieron controles en las principales carreteras que conducen al pueblo de Donglu, donde el 90% de los habitantes son católicos muy devotos de la Virgen María.

“La policía no permite que ningún extranjero entre en el pueblo durante el mes de mayo […] Es así desde hace varios años”, dijo una mujer de este pueblo. Algunos periodistas pudieron entrar en Donglu por pequeñas carreteras, antes de ser detenidos brevemente y luego expulsados del lugar.

La presencia policial en Donglu en el mes de mayo se produce desde el año 1995, después de que miles de peregrinos chinos y extranjeros se congregaran en el lugar, según el relato de los habitantes de este pueblo. Las autoridades locales habían entonces movilizado a miles de soldados, arrestado a sacerdotes y destruido un altar a la Virgen María, según activistas católicos.

En los puestos de control instalados alrededor Donglu, la policía llamaba a la gente a llevar a cabo sus actividades religiosas “en el marco de la ley”.

Pese al cerco, unos 200 fieles, entre ellos niños, se reunieron cerca de la iglesia del pueblo para preparar la procesión. “Las autoridades temen que causemos problemas, pero la gran mayoría de católicos nunca provocaría disturbios”, dijo una habitante octogenaria.

Los locales ondearon banderas brillantes mientras que las mujeres con vestidos de seda amarilla decorada con cruces subieron a bordo de una camioneta cargada con tambores rojos, y dos hombres tenían un gran cuadro de María y Jesús en frente de la multitud.

Los feligreses se inclinaron delante de una estatua de María, que había sido cubierta con rosas, antes de asistir a misa. “Oramos por nuestra iglesia”, dijo a la congregación, haciéndose eco de su llamado a través de arcos góticos del edificio.

Los católicos de Donglu afirman que la Virgen María se les apareció en el cielo en 1900, durante el levantamiento anti-extranjeros de los Bóxers.

Cuando la Rebelión Boxer estalla, casi 10.000 soldados hostiles atacaron la aldea empobrecida misión de Donglu, hogar de 700 – 1.000 cristianos y fundada por los padres Vicentinos. La Virgen María se les apareció como una hermosa dama de blanco en el cielo rodeado de luz. Los soldados, comenzaron a disparar hacia el cielo con furia y sin sentido. Entonces, de repente huyeron asustados, y nunca volvieron a aparecer cuando un jinetes de fuego – tal vez San Miguel – persiguieron a los atacantes fuera de la aldea. El pastor chino de la aldea, el padre Wu, había orado por la intercesión de Nuestra Señora.

En acción de gracias por la protección de Nuestra Señora, una hermosa iglesia fue construida en su honor. Fue creado para servir como un recordatorio constante para la gente de la protección amorosa y maternal de María.

Los católicos de Donglu creen que se siguen produciendo milagros tras la aparición de la Virgen. Un parroquiano mostró a un periodista una fotografía de un sacerdote cuyas manos habían empezado a supurar sangre durante la celebración de la Eucaristía el año pasado, según las creencias locales.

La Iglesia no ha emitido un dictamen oficial de la aparición de Donglu. El establecimiento de la iglesia como un Santuario mariano oficial de Nuestra Señora de China, por el Papa Pío XI constituye una aprobación implícita. En 1941, el Papa Pío XII designó el día de la fiesta como una fiesta oficial del calendario litúrgico católico. Después del Concilio Vaticano II, la conferencia de obispos chinos, con la aprobación de la Santa Sede, colocaron el día de la fiesta en la víspera (día anterior) del Día de la Madre (segundo domingo de mayo).

Fuentes: SCMP,  Our Lady of China, Signos de estos Tiempos 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

Leave a Reply